Columna

Carta anti diplomática

Por José Antonio de la Vega Moreno

La carta enviada por parte del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrado, al Parlamento Europeo, fue escrita con la pluma de un verdadero berrinche y sobre las rodillas de la desesperación.

Los niveles diplomáticos en nuestro país, están en una crisis nunca vistos.

España, Panamá, Austria, Estados Unidos, frentes, frentes, frentes a los que se confronta nuestra diplomacia mexicana.

Los fantasmas que enfrenta un solo hombre.

Andrés Manuel López Obrador.

Tras tocar su gobierno, criticarlo o simplemente opinar contrario a sus proyectos, lo llevan ha conseguir ver a todos como sus enemigos.

Volvamos al bodrio de carta diplomática.

Reconoció hace unos días el presidente de México, que él junto con Jesús Ramírez su vocero, redactaron la carta.

La suspicacia nos lleva a asegurar y claro está, que el Canciller, Marcelo Ebrad, nunca estuvo enterado de la misiva, de su contenido y menos que fuera tan confrontadora al calificar de borregos e injerencistas a diputados europeos.

Los niveles de la política interior y exterior, el peor por mucho, durante hartos años.

Para Andrés Manuel López Obrador, debe pasar por su cabeza, que pasen sus últimos años de gobierno volando.

A Marcelo Ebrad -como alguien lo dijo- debe de nombrarlo Director General de DHL -por tanto servicio aéreo que maneja últimamente a la zona de conflicto entre Rusia y Ucrania, sin tomarlo en cuenta para decisiones claras en el manejo de la política exterior.

En fin, nuestro país en un vilo diplomático y el futuro inmediato de los mexicanos pende de un hilo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like