Columna

Quién de la cara

Por: Rafael Micalco

“Aquí estoy, dispuesto a llegar hasta donde la ciudadanía lo demande; pero ésta no es obra de un hombre, ni siquiera de un puñado de estupendos líderes. Ésta es una portentosa obra que corresponde al pueblo entero, será la propia ciudadanía la que deba tomar en sus manos la construcción del futuro”.MaquioEl sistema democrático en nuestro país delinea los equilibrios necesarios para una vida tranquila, armoniosa y de desarrollo. Los niveles de gobierno cohesionan y entrelazan las responsabilidades para procurar al ciudadano un ambiente propicio para vivir plenamente, la división de poderes encauza la justicia, la equidad y la paz.


Sin embargo, la política es amenazada constantemente por actores públicos sin oficio, quienes convierten un sistema de beneficio público en un sistema que favorezca sus intereses personales o de grupo. Por esa razón, quienes apreciamos las bondades de este sistema de partidos entendemos muy bien que la soberanía de los poderes del Estado, jamás deben abdicar a ese enorme poder que les otorga el pueblo, las y los ciudadanos libres.


En el Honorable Congreso del Estado convergemos todas las fuerzas políticas que gracias al voto tienen representatividad, pero debemos tener en cuenta que no son las únicas fuerzas de la sociedad, que también deben ser escuchadas y atendidas como los son las organizaciones civiles, sindicatos, asociaciones o segmentos sociales.


Y este preámbulo me permite exponer y sustentar mi solicitud para que se invite a informar a las autoridades estatales implicadas en el caso de la UDLAP en este mismo mes, tal como lo marca la ley.

Porque es hora que den cara, las autoridades que se vieron implicadas en el cambio de la Junta de Gobierno de la Universidad de las Américas Puebla; es momento de exigir que con el mismo fundamento legal con el que, desde el gobierno se intervino en la universidad, se intervenga para arreglar que los estudiantes regresen al campus, porque no podemos ignorar la marcha que reunió a miles de poblanos; porque no podemos ni debemos dar la espalda a las y los miles de estudiantes, docentes y trabajadores.
Por eso pedimos que el Gobierno del Estado de la cara, rinda informe de sus actos y omisiones a través del presidente de la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada y haga lo políticamente posible para que no sea necesario que los estudiantes exijan su derecho a la educación en manifestaciones y regresen a las aulas.
A las y los estudiantes les reitero lo dicho en la tribuna del Congreso del Estado: dan ejemplo de lucha, adelante; sigan siendo idealistas, sigan actuando como tal, que la justicia llegará.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like