Andrés Pastén

Un sastre octogenario que ingirió bebidas alcohólicas murió de un golpe en la cabeza tras caer hacia una zanja de unos trabajos de construcción que se realizan dentro de un negocio de fletes, en la colonia Bosques de Santa Anita de la capital poblana.

Valente, de 81 años de edad, se encontraba anoche bajo los supuestos influjos del alcohol en el inmueble que también era su vivienda ubicado sobre la calle 46 Poniente, de acuerdo con las primeras investigaciones.

Cuando presuntamente pasó por los trabajos de construcción que se realizan al interior, cayó hacia una zanja y se golpeó la cabeza.

Cuando los albañiles llegaron la mañana de este lunes, vieron que el sastre no se movía, por lo que le dieron aviso al número de emergencias y auxilio del 911, lo cual movilizó a paramédicos del SUMA.

A su llegada, indicaron que Valente no tenía vida y le dieron parte a los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes le condonaron la necropsia debido a que no murió por un hecho violento.

Por lo anterior, cerca de las 13:00 horas, el personal de una funeraria se llevó el cuerpo de lo octogenario para prepararlo y posteriormente llevarlo nuevamente al domicilio, donde sus familiares colocaron un moño negro.

Share article:

Permalink:

Add your widget here