Andrés Pastén

Un joven albañil murió electrocutado tras tocar accidentalmente los cables de mediana tensión mientras realizaba la ampliación de una casa, en la colonia González Ortega de la capital poblana.

De acuerdo con las primeras investigaciones, Armando Vargas, de 24 años de edad, fue contratado por los moradores de la vivienda número 66 ubicada sobre la calle Álamo y casi con la esquina Pino.

Mientras realizaba este miércoles los trabajos de ampliación que le pidieron en la parte alta, tocó de manera accidental con la mano izquierda los cables de alta tensión que sostienen unos postes.

Por lo anterior, recibió una descarga eléctrica que salió en la planta del pie y quedó tendido sobre la azotea hasta donde subieron los moradores.

En consecuencia, le dieron aviso al número de emergencias del 911, lo cual movilizó a paramédicos de la unidad 209 del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), quienes únicamente confirmaron la muerte de Armando.

En este momento, policías municipales resguardan la casa, donde los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizan las diligencias del levantamiento de cadáver para posteriormente llevarlo al anfiteatro.

Share article:

Permalink:

Add your widget here