Santa María Tonantzintla, Puebla, a 24 de enero de 2020. Con el objetivo de acercar a estudiantes de Latinoamérica a la astronomía mexicana, se realizó la XIII Escuela de Astronomía Observacional para Estudiantes Latinoamericanos (Esaobela), que en esta edición rindió homenaje a Marie Paris Pişmiş de Recillas, primera astrónoma mexicana.

Este año la Esaobela recibió más de cien solicitudes, de las cuales sólo se seleccionaron a doce estudiantes de las áreas de Física, Matemáticas e Ingenierías provenientes de distintos países de América Latina. Durante las dos semanas de estadía en Puebla, los estudiantes trabajaron con profesores de instituciones como el INAOE, el Instituto de Astronomía de la UNAM, la Universidad Autónoma de Guadalajara y el Instituto Politécnico Nacional, por mencionar algunas.

El M. C. José Peña Saint-Martin, jefe del Observatorio Astronómico Nacional de la Universidad Autónoma de México (OAN) en Tonantzintla y organizador del evento, explicó que los jóvenes recibieron un curso básico pero muy completo de Astronomía y realizaron prácticas observacionales utilizando principalmente el telescopio de un metro del OAN en Tonantzintla. Algunos de los cursos que se impartieron fueron sobre astronomía de posición y tiempo, el Sol, clasificación espectral, fotometría, evolución estelar, instrumentación óptica y electrónica, material interestelar, radioastronomía y astronomía no visible.

José Peña resaltó el interés que tiene la Esaobela de rendir homenaje a todos los científicos que han trabajado alrededor del OAN en Tonantzintla y este año no fue la excepción, comentó: “Paris Pişmiş fue un pilar en el desarrollo de la astronomía moderna mexicana, admiro el legado que dejó, ella fue la primera astrónoma que llega a nuestro país y es importante que los futuros astrónomos sepan de los trabajos que realizó”.

Por su parte, Arturo Rentería, asistente de cúpula del OAN Tonantzintla, mencionó que este año la participación de las mujeres aumentó a un cincuenta por ciento, y que espera que este número se mantenga o aumente en las próximas ediciones y que alguna de ellas sea la próxima Paris Pişmiş. Asimismo, comentó que se suman, por primera vez, dos estudiantes de República Dominicana y Venezuela, y que uno de los objetivos de la Esaobela es fomentar y reforzar la parte cultural. Así que cada noche los estudiantes prepararon un platillo tradicional de sus países, poniendo a prueba no sólo sus dotes científicos sino también gastronómicos.

La Esaobela es organizada conjuntamente por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) y el IA-UNAM. Surgió hace doce años y ya ha producido importantes resultados: diez artículos publicados en revistas internacionales con datos obtenidos por los estudiantes durante estas escuelas, sin contar con las decenas de estudiantes que han pasado por sus filas y que ya están reforzando la astronomía en sus países.

Acerca de la Dra Paris Pismis

De origen armenio, Paris Pişmiş fue la primera mujer en obtener un doctorado de la Facultad de Ciencias en la Universidad de Estambul, Turquía. En México trabajó durante más de 50 años en la UNAM, institución que le otorgó el Premio Enseñanza de las Ciencias. Su primer acercamiento con nuestro país fue el 17 de febrero de 1942 con la inauguración del Observatorio Astrofísico Nacional en Tonantzintla, donde trabajó durante cuatro años. Realizó una estancia durante dos años en el observatorio de Yerkes. Regresó a México en 1948 para integrarse al Observatorio de Tacubaya, de la UNAM. Ahí fue donde empezó a dar las primeras clases formales de astronomía en México.

La Dra. Pişmiş impartió cursos sobre interiores estelares, cinemática y dinámica de sistemas estelares. Publicó varios estudios acerca de cúmulos de estrellas y globulares, descubriendo varios que hoy en día llevan su nombre. Propuso una explicación para la estructura de las galaxias espirales y dedicó buena parte de sus años al estudio del movimiento de las estrellas dentro de cúmulos de galaxias. Sus trabajos acerca de la cinemática de nebulosas ionizadas fueron reconocidos mundialmente. Introdujo la técnica observacional conocida como interferometría Fabry-Perot en México.

Participó en la Unión Astronómica Internacional (UAI) coordinando el grupo de trabajo sobre movimientos de galaxias. Encabezó la delegación mexicana en todas las asambleas generales de la UAI desde 1958 hasta 1994, siendo también la representante oficial de dicha Unión en nuestro país hasta su fallecimiento. Fue nombrada investigadora emérita del Instituto de Astronomía de la UNAM y recibió el grado Doctor Honoris Causa tanto de la UNAM como del INAOE. (Información tomada de archivo INAOE).

Falleció el primero de agosto de 1999 en la Ciudad de México, dejando un legado de astrónomos quienes la admiran y la recuerdan con gran afecto

Share article:

Permalink:

Add your widget here