Lisset solo fingió su embarazo presuntamente para escapar, revelaron fuentes policíacas, luego de que manifestó sentirse mal y fue pospuesta su audiencia de ayer para la imputación del homicidio contra los universitarios y chofer de Uber en Huejotzingo.

De acuerdo a fuentes cercanas al caso, se sabe que la acusada efectivamente presentaba dolor abdominal y sangrado, pero se debió a su menstruación, al igual que los médicos del Hospital General de Cholula descartaron con la respectiva prueba negativo a embarazo.

Por ello fue dada de alta y esta tarde se reanudará la audiencia para continuar su situación legal.

Ayer, los otros dos imputados, Pablo y Ángel, ya quedaron bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa luego de solicitar la ampliación del término legal para la audiencia de vinculación a proceso.

LOS HECHOS

Durante la audiencia de formulación de imputación, en la que fueron presentados Pablo de Jesús N, Ángel N y Lisset N tuvo que ser retirada de la Sala 1 del Centro de Justicia Penal de San Andrés Cholula, ya que previo a la audiencia, presentó una amenaza de aborto, pues incluso mediante inspección e interrogatorio del médico se supo que Lisset cuenta con 2 meses y una semana de embarazo.

Al atender el principio de perspectiva de género y privilegiar el derecho tanto a la vida como a la salud, según lo marca la Constitución Mexicana, el juez de control ordenó que la imputada fuera llevada al Hospital General de Cholula, a fin de que recibiera atención especializada.

No obstante, tras un informe generado por el médico en un plazo no mayor a 12 horas, se conocerá si la mujer de 22 años de edad se encuentra en condiciones para que se celebre la audiencia en la que se definirá su situación jurídica en específico, indicándose que incluso la audiencia para ella podrá realizarse en un espacio del nosocomio o bien, en el centro de justicia penal de San Andrés Cholula, según lo que indique el médico.

Share article:

Permalink:

Add your widget here