• Son uno de los sectores más afectados por la pandemia; fueron los primeros en ser despedidos y serán los últimos en reincorporarse al sector laboral si no hacemos algo.
• En el país viven 7.8 millones de personas con alguna discapacidad y en Puebla 360 mil.

Con el objetivo de contribuir a transitar hacia una sociedad más inclusiva y disminuir los efectos de la pandemia en los sectores más vulnerables, el Diputado Federal por el Distrito 12 de Puebla, Fernando Manzanilla Prieto, presentó en la Cámara de Diputados, una iniciativa que permita incrementar los incentivos para la contratación y capacitación de personas con discapacidad.

Resaltó que hace algunas semanas, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a que, durante la pandemia, se redoblen los esfuerzos para proteger a quienes tienen alguna discapacidad, los cuales tan sólo en México representan 7.8 millones de personas, es decir que en 2 de cada 10 hogares del país vive una persona con alguna discapacidad.

“En nuestro estado, cerca de 360 mil personas tienen alguna discapacidad, lo que representa el 5.6% de la población. Se trata del sector más vulnerable desde el punto de vista de salud y acceso a la educación, ya que en 2018 la mitad de las personas con discapacidad vivía en situación de pobreza y presentaba algún rezago educativo, mientras que el 12% no tenía acceso a servicios de salud y 28% presentaba carencias por una inadecuada alimentación”, detalló.

En este sentido, Manzanilla Prieto indicó que su propuesta contempla reformar el artículo 186 de la Ley del Impuesto sobre la Renta para que a mayor número de personas contratadas con alguna discapacidad por las empresas, mayor sea el porcentaje de deducción del Impuesto Sobre la Renta.

Asimismo, dio a conocer que este punto de acuerdo también contempla que quienes contraten personas con alguna discapacidad puedan deducir el 100% de los costos de los cursos de actualización y capacitación para el trabajo, de los cuales sean beneficiarias las personas contratadas con alguna discapacidad.

Dijo que las personas con alguna discapacidad han sido las primeras en perder su empleo y seguramente, serán las que más van a tardar en recuperarlo.

“Si de por sí, en situaciones normales, son las que más obstáculos tienen para todo, para acceder a servicios de salud y educación, para tener un buen empleo o para tener una vida social activa en su comunidad, ahora, con la crisis de salud, son sin duda, las que más han sido discriminadas y excluidas, sobre todo, en el ámbito laboral”, precisó.

Finalizó asegurando estar convencido que el mejor camino para asegurar los derechos de las personas con discapacidad es construir opciones inclusivas y solidarias.

Share article:

Permalink:

Add your widget here