Ante el hartazgo generalizado de la comunidad estudiantil del estado y de la población en general, la convocatoria ha logrado sumar a más de 30 universidades del estado.

Karen Santos

El 23 de febrero, tres jóvenes estudiantes de medicina decidieron acudir al tradicional Carnaval de Huejotzingo, en la zona nororiente de Puebla, para distraerse y tener un momento de diversión; por la tarde del 24 de febrero, se dio a conocer la muerte de los tres jóvenes y de una persona más, el chófer del servicio Uber que los llevaría a casa. La nula acción del gobierno estatal de Miguel Barbosa, quien recientemente se dijo “experto en seguridad”, y el clima de inseguridad completa en la Puebla que gobierna Morena desencadenó protestas masivas en el estado.

La más grande de estas movilizaciones se llevará a cabo este 5 de marzo, convocada principalmente por la Asamblea Universitaria 25/02 –integrada por estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quienes constituyeron este organismo para las negociaciones en materia de seguridad con el ejecutivo estatal.

Luego del brutal asesinato de los jóvenes estudiantes – Francisco Javier Tirado Márquez, Ximena Quijano Hernández y José Antonio Parada Cerpa- y del trabajador de Uber – José Emmanuel Vital Castillo-, Puebla ha sido el epicentro de una enorme movilización estudiantil que ha derivado en el paro total de las facultades de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla desde el 26 de febrero, y protestas en diversas universidades privadas y del estado.

La marcha fue convocada desde el 29 de febrero y es la única reconocida por los dos organismos estudiantiles avalados como “oficiales”: la Asamblea Universitaria 25/02, de la BUAP y la UPAEP, y el Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla (CEIP), el cual se encuentra integrado por diversas comunidades de instituciones de educación superior en la entidad.

La mega manifestación en la capital poblana iniciará a las 7 de la mañana, y partirá de la Avenida Juárez con la 21 sur con destino a Casa Aguayo, despacho oficial del titular del Poder Ejecutivo del estado.

protesta

De igual manera, la Asamblea Universitaria 25/02 convocó a distintas acciones en los Complejos regionales de la BUAP, Norte, Chignahuapan, Zacatlán, Tetela de Ocampo y Huauchinango, como un paro simbólico el pasado 4 de marzo y marchas simultaneas este 5 de marzo, a la misma hora que la de la capital, en sus sedes regionales, esto para “externar las exigencias públicas al gobernador y en unión a la marcha que se realizará en la ciudad de Puebla”.

¡Más de 30 universidades se suman!

Ante el hartazgo generalizado de la comunidad estudiantil del estado y de la población en general, la convocatoria de la Asamblea Universitaria 25/02 ha logrado sumar a más de 30 universidades del estado e, incluso, los jóvenes poblanos han recibido el apoyo de sus compañeros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quienes marcharon el 2 de marzo en solidaridad, así como de la Universidad Veracruzana, entre otras que han hecho diversos pronunciamientos en apoyo de la lucha de los poblanos. Es decir, de ser un movimiento emanado de las filas de la Facultad de Medicina, creció a tal grado de que ha sido respaldado por estados vecinos e, incluso, estudiantes que se encuentran de intercambio en el extranjero, quienes por medio de las redes sociales han expresado su apoyo.

Para la marcha de este 5 de marzo, se ha confirmado la asistencia de alumnos de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), la Universidad Alva Edison (UAE), la Universidad Madero (Umad), la Universidad del Valle de México (UVM), el Colegio Libre de Estudios Universitarios (CLEU), el Instituto Profesional en Terapias y Humanidades (IPETH), el Centro Mexicano Universitario de Ciencias y Humanidades (CMUCH), la Ibero Puebla, la Universidad del Valle de Puebla (UVP), el Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE), el Colegio Minimalista de Ciencias Penales (Comcipe), la Escuela de Artes Visuales de Puebla, la Escuela Normal Superior Federalizada del Estado de Puebla (ENSFEP), la Universidad Politécnica de Puebla, la Universidad de Oriente (UO), la Universidad Politécnica Metropolitana de Puebla, del Instituto Tecnológico de Puebla (ITP) y de la Universidad Tecnológica de Puebla (UTP), estas dos últimas incluso han emulado el paro de labores de la BUAP.

Además, se espera la participación de institutos y universidades de municipios foráneos, como la Universidad Tecnológica de Huejotzingo (UTH), el Instituto Jaime Torres Bodet, de Cuautlancingo, la Universidad México Americana del Golfo, la Universidad Politécnica de Amozoc (UPAM) y los institutos tecnológicos de Tehuacán, San Martín y Tepeaca, quienes respaldan la marcha convocada por los estudiantes de la BUAP y la UPAEP.

it

Por su parte, estudiantes de distintos bachilleratos y de preparatorias de la BUAP han confirmado su asistencia, aun cuando sus instituciones se desligaron, toda vez que al ser menores de edad en su mayoría, son sus padres o tutores legales quienes deben responder por las acciones de los jóvenes.

Los rectores de la UPAEP Emilio José Baños Ardavín, de la Anáhuac, José Mata Temoltzin, y de la UTP, Fernando Chapa Lara, han respaldado públicamente la convocatoria a esta megamarcha, por ser fruto del despertar de las comunidades universitarias y no de los rectores o directivos.

Este mismo 5 de marzo, el Consorcio Universitario, integrado por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), la Universidad Iberoamericana, el Tecnológico de Monterrey, Universidad Anáhuac, la Universidad Madero, y ahora también la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), mantendrá una reunión con el gobernador Miguel Barbosa Huerta, donde le propondrán una serie de acciones para la mejora de la seguridad en Puebla.

Para la marcha, los convocantes pidieron a los asistentes no vestir de negro, no cubrirse el rostro, portar credencial de estudiante y usar un distintivo universitario, ya sea playera, gorra o sudadera. Asimismo, escribir con plumón el nombre de la universidad en el brazo derecho y tipo de sangre. En caso de padecer alguna enfermedad escribirla en el brazo izquierdo, compartir ubicación en tiempo real a una persona de confianza y no llevar mochilas grandes, de mano u objetos de valor.

Mejores programas, infraestructura y movilidad, piden estudiantes

A través de un pliego petitorio, dirigido principalmente a José Alfonso Esparza Ortiz, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la Asamblea Universitaria 25/02 dio a conocer las exigencias expresadas por parte del alumnado participe del movimiento estudiantil, divididas en cinco rubros: Educación, Programas y Servicios, Género, Infraestructura y Movilidad y Política Interna.

En el primer rubro destaca la “investigación y un análisis de las zonas criminogénicas aledañas a las diferentes unidades académicas de nuestra Universidad, para la posterior elaboración de un plan de acción para la erradicación de factores de vulnerabilidad, violencia e incidencia criminal”.

En cuanto a los programas y servicios de la universidad, los estudiantes piden la “implementación de un control de los accesos de las unidades académicas mediante la verificación de la credencial estudiantil vigente y, en caso de no ser miembro de la universidad, mediante una identificación oficial y un padrón de ingreso y egreso, “a excepción de la Facultad de Filosofía y Letras”, aunque no explican el porqué de la particularidad.

joven

Rememorando que este movimiento se dio en el contexto de la renovación de las direcciones en cada facultad, los que suscriben exigieron una total “ttransparencia en los procesos democráticos de elección de autoridades académicas administrativas y de licitación”, pues días antes de las primeras protestas, la Facultad de Psicología ya había realizado un paro de actividades ante supuestas irregularidades en el proceso de elección interno.

Con relación a la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria (DASU), quienes son los responsables de la seguridad dentro de los campus, se pide la presentación, presencial y escrita, de “sus protocolos, funciones, alcances y estatutos, así como el compromiso para el cumplimiento de estos y su posterior difusión dentro de la comunidad universitaria”, así como desarrollar “un análisis de puestos para evaluar y desarrollar un perfil más apto”.

También se pide, en el sentido del Servicio Social y Prácticas Profesionales que todos los estudiantes de la BUAP deben realizar, “gestionar plazas de servicio social, instituciones de práctica profesional e internado rotatorio de pregrado, en donde se garantice la seguridad de los estudiantes, así como informar las condiciones de seguridad del lugar o zona para el desarrollo de las actividades”.

En tanto que de Infraestructura y Movilidad, se pide la implementación de botones de pánico en las inmediaciones de Complejos Regionales con sus respectivas sedes, Ciudad Universitaria, Complejo Cultural Universitario, Área de la Salud y Zona Centro, exceptuando la Facultad de Filosofía y Letras y Facultad de Psicología; la revisión, aumento y mantenimiento de las luminarias internas y externas existentes en las diferentes Unidades Académicas; y, en el caso del Servicio de Transporte Universitario (STU), Monitoreo y rastreo en tiempo real con un protocolo de respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, pues en diversas ocasiones han sido víctimas de asaltos.

En relación a la política interna, exigen erradicar la persecución hacia la comunidad universitaria derivada de la divergencia respecto a posturas políticas internas o externas a la Universidad; extinguir el hostigamiento a estudiantes participes de procesos electorales internos y Eliminar la presencia de grupos porriles o de choque.

Por último, pidieron “asegurar la integridad de la comunidad estudiantil parista, sin ningún tipo de represalias, ya sean de índole académica, institucional o personal; reafirmando, además, la libertad de expresión y de libre manifestación salvaguardadas en nuestras garantías individuales según los artículos constitucionales ya mencionados al inicio de este pliego”.

Detenciones no solucionan inseguridad

Desde temprana hora, el martes 25 de febrero, se realizaron las primeras acciones. Ese día, un contingente de más de 10 mil estudiantes, docentes y población que se fue uniendo, marchó desde la sede de medicina hasta Casa Aguayo, donde buscaron un dialogo con el morenista Barbosa Huerta.

puebla

No obstante, los resultados de la reunión no fueron los esperados por los jóvenes, por lo que se optó por empezar un paro indefinido, toda vez que, dijeron, el mandatario no estaba dando soluciones concretas ante la ola de inseguridad, aun cuando dice conocer mucho del tema, al grado de ser un experto, aunque los datos estadísticos lo contradigan: el 92,7 % de los habitantes de Puebla se sienten inseguros.

El primero de marzo, el jefe del ejecutivo estatal anunció que ya había dado respuesta las peticiones de los estudiantes, pues dio a conocer que fue capturado Marco Antonio «El Negro», que operaba una de las mayores bandas de asaltantes, extorsionadores y narcomenudistas.

Esto, dijo Barbosa, fue un “gran paso en contra de la delincuencia” y una muestra del compromiso que tiene con los poblanos, sin embargo, los jóvenes estudiantes de la Asamblea 25/02, señalaron que una detención no va a detener el grave problema de inseguridad que vive el estado, si no que se debe tener una estrategia de seguridad verdadera.

“La detención de una persona no va a hacer el cambio significativo que esperamos porque solo es la consecuencia de las acciones que cometen, es decir, si delinques es lógico que recibas una sanción, pero el punto no es sancionar y que con eso se acabe la delincuencia, el punto es buscar frenar la delincuencia de raíz, pero el cambio va a ser posible si el gobierno se pone a hacer su trabajo como debe”, aseguraron.

Share article:

Permalink:

Add your widget here